Adicción al juego

En bettingexpert queremos asegurarnos de que tu experiencia con las apuestas es lo que debería ser: una actividad divertida, atractiva y con posibilidades de aportarte beneficios.

Disfruta del juego con prudencia

Si se hace correctamente, apostar puede ser divertido. Sin embargo, puede convertirse fácilmente en una experiencia negativa. Sabemos que parece una milonga, pero la ludopatía es un problema serio que afecta a mucha gente. Nuestro papel en bettingexpert es aportarte tanta información como sea posible sobre apuestas online para que estes bien preparado para tener una experiencia positiva. Sin embargo, aunque podemos mejorar tus posibilidades de victoria, no podemos garantizarte que ganarás. No obstante, una experiencia positiva en el juego no se basa solo en ganar, sino también en reconocer que la derrota es un parte del juego.

Es importante ser consciente de nuestro nivel a la hora de apostar, ya que muchos problemas con el juego derivan de la creencia de que somos mejores de lo que somos en realidad. A no ser que seas alguien verdaderamente experimentado o que seas un jugador profesional, no creemos que ganar dinero tenga que ser una prioridad al apostar. Para el apostador casual u ocasional, la primera prioridad tiene que ser divertirse. El dinero, por supuesto, le añade interés, y cuanto mayor es la inversión más emocionante es la apuesta, pero es fácil engancharse a esta emoción y hacer que pierdas el control con las apuestas. Sé honesto contigo mismo sobre lo que apuestas y asegurate de que tu comportamiento encaja con tu experiencia y tu nivel de habilidad. Algo que puede ayudarte a mantener el juego bajo control es ser abierto sobre tus experiencias en el mundo de las apuestas y compartirlo con otros.

Recuerda: no debes apostar nunca lo que no puedes permitirte perder. Asegúrate de vigilar cuánto estás gastando en tus apuestas y ajusta tu inversión de forma consecuente. La gestión de tus fondos es un aspecto muy importante en las apuestas y puedes leer mucho sobre ello en nuestra academia aquí.

Definición de jugador compulsivo

La ludopatía, también conocida como adicción al juego o juego compulsivo se caracteriza por un trastorno del control de impulsos. Aquellos a los que se diagnostica una adicción al juego no pueden evitar jugar a pesar de las consecuencias que tenga en su situación financiera o los problemas que ocasione en sus relaciones personales. Su comportamiento es el resultado del impulso de jugar sin tener en cuenta los factores negativos de este comportamiento. El “subidón” de una victoria produce una excitación que el jugador trata de volver a experimentar. Los jugadores compulsivos a menudo son víctimas de la “mentira del jugador”, por la que creen que pueden predecir el las probabilidades futuras basándose en eventos del pasado, alimentando su obsesión y la falsa creencia en futuros éxitos en las apuestas.

Las addicciones al juego se pueden dividir en dos categorías:

  1. El primer tipo se clasifica como “Jugadores de Acción”. Estos jugadores caen en la ludopatía por el riesgo que supone. Normalmente prefieren apostar con más gente y prefieren los juegos de habilidad.
  2. El segundo tipo de jugador compulsivo es el conocido como “Jugador de Escape”. Este tipo de jugador apuesta para escapar de sus problemas, tratando de olvidar sus problemas, su soledad o su dolor. 

Señales de alarma iniciales

Como en la mayor parte de las enfermedades mentales, las señales de la adicción al juego aparecen cuando los comportamientos del juego de la persona interfieren en su vida diaria y sus relaciones personales. Al no ser una enfermedad física, estos síntomas pueden ser más difíciles de detectar. Además, como también sucede con muchas enfermedades, los ludópatas tratan de ocultar estos comportamientos y mantener sus impulsos en secreto, con el objetivo de alejar las sospechas y la preocupación de los demás. Sin embargo, algunos algunos signos de juego compulsivo influyen: falta de dinero sin cambio en los ingresos, deudas atrasadas, secretismo sobre su situación económica, robo, tomar cosas prestadas o vender objetos para disponer de más dinero, opacidad en cuanto al tiempo dedicado a las apuestas, descuidar las relaciones familiares y las obligaciones personales o usar las apuestas tanto para celebrar cosas como para manejar el estrés.

Los adictos al juego acostumbran a pasar por cuatro fases en su proceso de adicción:

  1. Fase I: Fase de victoria en la que el jugador experimenta “grandes victorias” que el jugador atribuye a su propio talento, tratando de mantener su éxito.
  2. Fase II: Fase de derrota en la que el jugador, a pesar perder grandes sumas de dinero, comienza a dedicarse más a las apuestas y empieza a ignorar a su familia, sus amigos, su trabajo y el hecho de que están perdiendo.
  3. Fase III: Fase de exasperación en la que se pierde cualquier tipo de control sobre sus hábitos de apuestas. Perder dinero de forma continua con la esperanza de recuperarlo hace que tomen conciencia de su problema, pero no son capaces de parar. A menudo, esta alienación de la realidad puede desembocar en pérdida del trabajo, divorcio, destrucción de relaciones personales, bancarrota e incluso problemas con la ley.
  4. Fase IV: Fase de desesperación en la que el jugador lo ha perdido todo, incluida la esperanza. A menudo se recurre al alcohol o las drogas para gestionar las pérdidas y algunos llegan a suicidarse o a intentarlo.

Tratamiento y ayuda

Hay muchas métodos para ayudar a una persona a manejar su adicción al juego. Sin embargo, todos los tratamientos requieren en primer lugar que el individuo reconozca que tiene un problema. Algunos métodos como las terapias cognitivo-conductuales y la participación en programas de rehabilitación son los primeros pasos para tratar el problema y ayudar a los jugadores a reconstruir sus relaciones personales, su situación económica y su estabilidad. Para más información sobre programas de tratamiento así como líneas de ayuda, diagnósticos y programas de autoayuda, visita las siguientes páginas.

Otra sugerencia que puede ayudar a tratar problemas de ludopatía es instalar programas que no permiten que se utilice ningún software de apuestas en los ordenadores. Esto evita la tentación de jugar online y elimina uno de los principales medios para apostar en secreto. Si te preocupa que apostar se esté transformando en un serio problema para ti, deberías sonsiderar usar este tipo de programas para reducir las oportunidades para apostar. Te recomendamos el software llamado Gamblock.

Acuérdate de disfrutar de la diversión que las apuestas pueden aportarte y toma las decisiones correctas sobre tu comportamiento en cuanto al juego.

¡Esperamos que tengas una experiencia feliz, segura y divertida con las apuestas!

¡Mucha suerte!

bettingexpert