Gestión de bankroll - Cómo gestionar fondos en las apuestas 

Fundamentos de las apuestas

Gestionar tus fondos


Hay dos cualidades esenciales para ser un apostador exitoso a largo plazo. La primera es la habilidad de reconocer en valor en las cuotas que se nos ofrecen, y la segunda es saber organizar nuestros fondos. En otras palabras, saber optimizar el valor y manejar el riesgo.


Muchos apostadores tienen la habilidad de reconocer el valor en un determinado mercado de apuestas deportivas, ya sea por “corazonadas” o por un modelo estadístico para evaluar la probabilidad de un resultado. Pero una vez se ha identificado el valor, ¿cuánto apuestas para sacarle el máximo partido sin poner tus fondos en peligro?



¿Qué son tus fondos?

En esencia tus fondos son la cantidad que estás dispuesto tanto a arriesgar como a invertir en tus apuestas. Es importante que empieces apostando con unos fondos que te permitan apostar de manera que puedan crecer de forma consistente.


Te recomendamos que dividas tus fondos en al menos 50 unidades, pero es preferible que lo hagas en 100. Efectivamente, esto hará que tus apuestas sean pequeñas al inicio, especialmente si tus fondos se sitúan en torno a los 1000 €, pero esto es una maratón, algo que tiene que durar a largo plazo. La paciencia, una vez más, será la clave.

¿Cuánto debo apostar cada vez?

Hay muchas y variadas estrategias de inversión que se pueden aplicar a las apuestas deportivas. Al final de este tutorial esperamos que incluso el menos experimentado de los apostadores se familiarice con las estrategias más populares de gestión de fondos, conozca mejor sus fundamentos y sepa aumentar sus posibilidades de unirse al pequeño grupo de apostadores que consiguen beneficios a largo plazo.

 

Un porcentaje constante de tus fondos

Una estrategia es invertir un porcentaje constante de tus fondos en cada apuesta. Se considera que este método protege al apostador de perder todos sus fondos, al disminuir sus inversiones al mismo ritmo que sus fondos decrecen.

Es como la paradoja de Zenón. Aquiles nunca alcanzará a la tortuga ya que este avanza en cada intervalo. Sin embargo, aunque sea poco probable, apostando el 5% de nuestros fondos desde una base de 1000€, estos descenderán hasta 200€ tras una racha de 33 derrotas consecutivas.

Por otra parte, atribuye un valor idéntico para cada apuesta y funciona con base en cuotas similares para estas.

Por ejemplo, ¿querrías apostar el mismo porcentaje en una cuota de 1.70 para un favorito como en una de 3.50 por un equipo con pocas posibilidades sin analizar primero su respectivo valor?

Seguramente no.

Es más, incluso si solo apostaras por favoritos a 1.70 no es demasiado factible que la probabilidad de que cada uno de estos favoritos gane sea la misma o de que ofrezca el mismo valor.

Aunque la constante del porcentaje ofrece una manera de gestionar tus fondos, falla a la hora de reconocer valor como una parte clave de una estrategia exitosa. Al final lo único que hará es gestionar el ritmo con que pierdes tu dinero.

 

Tener en cuenta las cuotas

Este método es similar a la estrategia de la constante del porcentaje, pero sí tiene en cuenta las cuotas que se ofrecen para una apuesta en particular.

Si por ejemplo, has decidido apostar el 5% de tus fondos en cada apuestas, en un depósito de 1000 € contaríamos con 50€ como nuestra unidad básica.

En este caso, al apostar por cuotas de 2.00, mantendremos nuestra unidad de 50 €,pero si apostamos por un resultado inesperado de 11.00, nuestra unidad se transformará en 5 €.



Lo podemos calcular así:

(1000€ * 0.05) / (11.00 -1) = 5

Si por ejemplo, has decidido apostar el 5% de tus fondos en cada apuestas, en un depósito de 1000 € contaríamos con 50 € como nuestra unidad básica.

En este caso, al apostar por una cuota de 2.00, mantendremos nuestra unidad de 50 €,pero si apostamos por un resultado inesperado de 11.00, nuestra unidad se transformará en 5 €.

Explicación de las cuotas de las apuestas

El criterio de Kelly

Aunque sigue teniendo sus críticos, el método de Kelly se ha mantenido en el tiempo desde su creación a mediados de los 50. Lo que se hace principalmente con este método es tener en cuenta tanto la probabilidad de victoria de un participante como las cuotas ofrecidas en relación a la probabilidad. Esto sería lo que llamamos ventaja o overlay.

De este modo, harás tus apuestas en función de su valor, pero también implica que tendrás que evaluar de forma consistente la probabilidad de que se produzca un resultado determinado.



Como hemos visto en el tutorial anterior, esta ventaja o overlay se calcula de una forma muy simple:

Valor = (probabilidad porcentual multiplicada por la cuota decimal) menos 100%

Entender el criterio de Kelly !

Diferentes tipos del método de Kelly

Durante años ha habido muchas enmiendas y matices sobre el método d Kelly, y aunque los fundamentos siguen siendo los mismos, cada versión del método de Kelly ofrece una percepción diferente.

El Full Kelly o Kelly tradicional

Aunque es un método probado, el “Full” Kelly puede ser un poco salvaje, ya que te sugerirá que apuestes cantidades bastante arriesgadas. Frecuentemente te instará a apostar hasta el 50% de tus fondos, lo que puede dejarte en números rojos en un suspiro. Eso sí, una racha ganadora te cubriría de oro en un momento.



Se calcula de este modo

Porcentaje de fondos a apostar = ventaja dividida entre (cuota menos 1)

Por ejemplo, con una ventaja del 20%, cuotas de 2.40 y unos fondos de 1000 €, este método nos recomendaría jugarnos el 14.3% de nuestros fondos, es decir, 143 €.

La fracción de Kelly

Esta es una enmienda simple y conservadora al método de Kelly tradicional en la que solamente se apuesta una determinada fracción de la cantidad recomendada. Esta acostumbra a ser del 50% (también conocida como “Half Kelly”, medio Kelly o la mitad de Kelly) o del 25% (cuarto de Kelly), pero evidentemente puedes usar cualquier porcentaje con el que te sientas cómodo.

Además, aunque la intuición te lleve a pensar que esto reduce tus ganancias, está comprobado que la fracción de Kelly ofrece mejores resultados a largo plazo que el método de Kelly tradicional.

La constante de Kelly

Funciona igual que el método tradicional, pero en este caso, en lugar de recomendar un porcentaje de una cantidad variable recomienda el porcentaje de una constante. Es decir, en lugar del 15% de una cantidad decreciente, insta a apostar el 15% de una cantidad fija.

Varias apuestas al mismo tiempo

Uno de los inconvenientes del método de Kelly es cuando queremos apostar en varios eventos al mismo tiempo.

Digamos que hay cuatro partidos en los que quieres apostar, que se disputan al mismo tiempo, y que los porcentajes que se nos recomienda apostar sob: 25% para la apuesta A, 35% para la apuesta B, 35% para la apuesta C y 40% para la apuesta D. Esto significaría apostar un 135% de nuestros fondos, lo cual, en el mundo real, es imposible.

Una solución a este problema sería ajustar los porcentajes proporcionalmente hasta alcanzar el 100% de los fondos. Es tan sencillo como comprobar qué porcentaje representa cada apuesta sobre 135%. Por ejemplo:

El porcentaje de la apuesta A es el 25%. 25 es el 19% de 135%. Por lo tanto, jugaremos el 19% de nuestros fondos en la apuesta A.

Pero aun así, seguimos teniendo dos problemas. Por un lado, nos estamos jugando el 100% de nuestros fondos en 4 apuestas que podríamos perder fácilmente, y por otro, no le estamos dando el mismo valor a una apuesta de 25% en un día intenso (en este caso se transforma en 19%) que el que le daríamos en un día normal en el que posiblemente sería nuestra única apuesta.

Una manera de evitar esto es usar un método fraccional que difícilmente alcance el 100% de tus fondos sin importar el número de apuestas que realices. Sin embargo, por lo que sabemos, no es demasiado complicado acabar apostando en 20 eventos o más, con lo que el 100% seguiría viéndose en peligro.

Lo que te sugerimos

Nosotros optamos por el 10% como fracción de Kelly. Esto te permite proteger tus fondos diversificando y realizando apuestas en eventos deportivos celebrados a diario.



De este modo, en el supuesto de que tus fondos sean de 5000 €, estés apostando por un equipo cuya cuota sea de 2.60 para la victoria y hayas evaluado que las probabilidades de victoria son del 50% te recomendamos que calcules la cantidad a apostar de este modo:

(fondos* fracción elegida) * (ventaja/(cuota- 1))
Por ejemplo (5000€ * 10%) * (30% / 1.60)=93.75€

Pruébalo tú mismo

Aunque hay muchas estrategias de gestión de fondos disponibles, desde nuestro punto de vista la fracción de Kelly es la mejor, ya que tiene en consideración tanto las cuotas ofrecidas como la probabilidad de victoria que hemos obtenido tras nuestra evaluación y la ventaja resultante.Actuando así, podrás optimizar el valor sin arriesgar tus fondos y poner fin de forma prematura a tu carrera como apostador.