Cómo funcionan las casas de apuestas 
Prueba el nuevo bettingexpert

Las casas de apuestas

Cómo funcionan las casas de apuestas


Al igual que en los casinos, en el mundo de las apuestas la casa siempre gana.


Para que puedan mantener su negocio establecen unas cuotas que les permitan hacer dinero con cada apuesta ofrecida. Es por esto que las casas de apuestas no fijan las cuotas en función de las probabilidades, sino que además añaden una comisión que les asegura llevarse beneficios en todo momento.



El ejemplo de la moneda

Tomemos el sencillo ejemplo de lanzar una moneda al aire:

Dos personas apuestan 100 € a cara o cruz, lo cual en principio arroja un 50/50 de posibilidades. Si, gane quien gane, la casa de apuestas paga 100 euros al ganador, no se llevaría nada,y por lo tanto, sería un mal negocio,de modo que la casa de apuestas reduce el premio.

Digamos entonces que la casa de apuestas reduce el premio a 90 € en lugar de los justos 100 €. Esto sería el equivalente a ofrecer cuotas de 1.90 en lugar de 2.00. Ya que nuestros apostadores se juegan 100 € cada uno, la casa de apuestas se llevará 10 € de beneficio sea cual sea el resultado ya que devolverá al ganador sus 100 € y le bonificará con 90 € de premio.

Esta es la comisión, el trozo del pastel que se llevan las casas de apuestas. Además, esta condición aumenta el reto a la hora de hacer apuestas, ya que no solamente hemos de encontrar una apuesta ganadora, sino que además tenemos que evitar pagar comisiones excesivas al hacerlo.

Superar la comisión

¿Cómo nos afectan las comisiones? La forma más palpable de verlo es esta. Digamos que apostamos la misma cantidad por diez resultados con cuotas justas de 2.00 y acertamos 5 de ellas. En tal caso, nos quedaríamos igual. Ni ganaríamos ni perderíamos un céntimo.

Sin embargo, si se diera la misma situación con cuotas de 1.90, perderíamos el 5% de nuestra inversión total.



¿Cómo es esto?

Apostamos 1 unidad por cada resultado con cuotas de 2.00 y acertamos cinco.
5 apuestas ganadoras x 2.00=Recuperamos 10 unidades.
10 unidades apostadas y 10 recuperadas. Nos quedamos como estábamos.
Pero en el caso de que paguemos la comisión habitual de una casa de apuestas en cuotas de 2.00 (normalmente del 5%), tendríamos cuotas de 1.90, de modo que los anteriores resultados quedarían as.
5 apuestas ganadoras x 1.90=Recuperamos 9.50 unidades.
Por lo tanto, perdemos 0.5 unidades, o lo que es lo mismo, un 5% de nuestra inversión.

Tanto es así que, como hemos mencionado antes, gran parte de nuestro trabajo para tener éxito con nuestras apuestas será ser capaces de superar el margen de comisión de las casas de apuestas para así llevarnos el mayor beneficio.

Apostar sin casa de apuestas

Para obtener un indicador auténtico de cuánto merece la pena una apuesta es bueno prestarle atención al apartado de apuestas cruzadas de algunas casas como Betfair o Betdaq.

En las apuestas cruzadas los usuarios apuestan entre ellos, y el mercado se rige por la ley de la oferta y la demanda, lo que a menudo produce mejores cuotas comparadas con las de las casas de apuestas. Sin embargo, no podemos olvidar en ningún momento que en las apuestas cruzadas también tenemos que pagar comisión, normalmente del 2,5%, por lo que los precios quizá parezcan más atractivos de lo que realmente son. El concepto es el mismo, pero el porcentaje en las apuestas cruzadas acostumbra a ser menor que el acostumbrado 5% de las casas de apuestas.