Cómo apostar en hockey sobre hielo
Este sitio web incluye contenido comercial

Apostar en distintos deportes

Cómo apostar en hockey sobre hielo


A pesar de no estar al mismo nivel que el fútbol o el baloncesto, el hockey sobre hielo goza de bastante popularidad en Norteamérica y Europa.


Debido a este marco tan cerrado, este deporte no es tan conocido a la hora de apostar.

La liga de hockey sobre hielo más importante del mundo es la National Hockey League (NHL) de Norteamérica. Esta liga consta de 30 equipos repartidos entre los Estados Unidos y Canadá. Cada equipo juega 82 partidos a lo largo de la temporada: 41 como local y 41 como visitante. Como sucede en el baloncesto americano, esto nos ofrece una gran cantidad de oportunidades para encontrar valor cada día. Del mismo modo, esto hace que las cuotas establecidas por las casas de apuestas puedan tener errores de los que nos podamos beneficiar a lo largo de la temporada.

Hándicap y línea de dinero

En las apuestas de hockey sobre hielo normalmente encontraremos la posibilidad de apostar con hándicap, también llamado de forma específica para este deporte Puckline. En estas apuestas, la casa dará un hándicap positivo y negativo de 1.5 a cada equipo.

Con frecuencia verás las cuotas presentadas de esta manera:

New York Rangers -1.5 2.90
Chicago Blackhawks +1.5 1.40

Sin embargo, este tipo de apuestas no son demasiado populares, ya que es difícil tener éxito en ellas al ser el hockey sobre hielo un deporte en el que los marcadores acostumbran a estar muy ajustados. Esta es la razón por la que la mayoría de los apostadores optan por la línea de dinero.

En cambio, en casos en los que la cuota para el favorito apenas supera 1.50, el hándicap puede ofrecernos algo más atractivo. Además, tenemos la posibilidad de combinar ambas. Esto quiere decir que si apostamos por el favorito  para ganar en línea de dinero y por el perdedor para cubrir el hándicap de +1.5 goles, podremos llevarnos beneficios de las dos apuestas.

¿Quién juega de portero?

En hockey sobre hielo es frecuente que los porteros tengan un día de descanso cuando sus equipos disputan varios partidos consecutivos. Aunque quizá no sean tan importantes como los pitchers en baseball o los quarterbacks en fútbol americano, la diferencia entre el portero titular y el suplente puede ser significativa, así que ten muy en cuenta esta situación.

Superioridad e inferioridad numérica

Las exclusiones temporales que generan inferioridad o superioridad numérica son una parte importante de los partidos de hockey. Cuando una de estas situaciones tiene lugar, uno de los equipos juega con un jugador menos durante un set. Cómo llevan adelante estas situaciones es algo crucial para evaluar el éxito de cada equipo, así que merece mucho la pena elaborar estadísticas fiables al respecto. Si conoces el rendimiento de los equipos en inferioridad o superioridad, llevarás mucha ventaja sobre el resto de apostadores.

Apostar por los totales en hockey sobre hielo

Apostar por el número total de goles anotados en un partido es un tipo de apuesta muy popular en el hockey. Por lo general, el número de goles acostumbra a estar entre 5 y 7 goles.

¿Cómo puedes ganar dinero en este tipo de apuestas? Lo primero que tienes que hacer es olvidarte de las medias de goles. Las medias acostumbran a dar una imagen distorsionada de la realidad. Aunque un equipo tenga una media de 5 goles en los últimos 20 partidos, si en dos de ellos solo anotaron un gol, la media de cinco deja de ser útil.

Por este motivo es mejor observar con qué frecuencia los partidos de este equipo superan un determinado número de goles. Por ejemplo, si el número total de goles ofrecido por la casa de apuestas para un partido de Los Ángeles Kings es de 5.5, investiga cuántas veces los Kings han superado esa cifra goleadora. Si observas una clara tendencia en este aspecto, puedes haber encontrado una apuesta de gran valor.

También puede ser útil observar el total de goles en los enfrentamientos recientes entre ambos equipos, y por supuesto, valorar las actuaciones de los mismos cuando juegan como local o visitantes.