Prueba el nuevo bettingexpert

Apostar en distintos deportes

Cómo apostar en fútbol americano


El fútbol americano es uno de los deportes más populares en el mundo entero, no sólo en Estados Unidos.


La fama de la NFL crece cada año, aumentando su ventaja sobre el baseball, el baloncesto y el hockey sobre hielo. Es, sin duda, el deporte rey americano.

La NFL consta de 32 equipos repartidos en 6 ocho divisiones. Cada equipo juega 16 partidos: 8 en casa y 8 fuera. Es una liga corta en comparación con resto de deportes, y se disputa entre septiembre y febrero.

La brevedad de la temporada de la NFL puede ser un reto para los que disfrutamos apostando, ya que el limitado número de partidos y rivales puede hacer que evaluar el verdadero potencial de los equipos bastante difícil. Pero lo que es un reto al principio, puede transformarse en una ventaja para los que están preparados.

Apuestas de hándicap o Spread

La forma más popular de apostar en fútbol americano es conocida como “The Spread” o “The Line” en inglés, pero en definitiva no es más que un tipo de apuesta de hándicap.

Por lo general encontrarás los encuentros de la NFL presentados de la siguiente forma

Chicago Bears -3.5 VS Dallas Cowboys +3.5.

Esto implica que los Bears tienen un margen de 3.5 puntos a batir, o lo que es lo mismo, necesitan ganar por al menos 4 puntos para que tu apuesta resulte ganadora. Del mismo modo, los Cowboys cuentan con un colchón de 3.5 puntos en la derrota, lo que les permite perder de 3 puntos o menos para que tu apuesta resulte ganadora.

En resumen, esto trata de hacer que las apuestas estén al 50%. Desgraciadamente, al no ofrecer las casas de apuestas cuotas justas de 2.00 sino de alrededor de 1.90, necesitamos ganar el 52% de nuestras apuestas para romper la paridad, y sinceramente, es más difícil de lo que parece. Sin embargo, para tener éxito a largo plazo, un porcentaje de acierto del 56% vale su peso en oro. Así que, como puedes ver, la línea que separa éxito de fracaso en las apuestas de fútbol americano es bastante fina, por lo que encontrar las mejores cuotas es crucial para salir adelante.

Números clave

Un dato muy importante que no podemos olvidar en el fútbol americano es lo que se conoce como números clave. Estos números clave son los márgenes de victoria más habituales en los partidos de la NFL. Por orden de frecuencia estos son 3 puntos, 7 puntos y 10 puntos. Durante las últimas 20 temporadas, estos márgenes se dieron en un tercio de los partidos.

Pero, ¿por qué tenemos que hacerle tanto caso a estos números? Básicamente porque dado que el 16% de los partidos de las últimas 20 temporadas acabaron con una diferencia de 3 puntos, es importante a la hora de apostar ver la diferencia entre un hándicap de 2.5 y uno de 3.5, o uno de 6.5 y otro de 7.5. Al acabar tantos partidos con esta diferencia, un punto entre 2.5 y 3.5 es mucho más significativo que entre 4.5 y 5.5 o incluso una diferencia de 2 puntos entre 10.5 y 12.5.

Quizá sea más claro con un ejemplo:

Si los Washington Redskins tienen un hándicap  de +3.5, debido a la frecuencia del margen de 3 puntos, esa ventaja de 0.5 puntos tiene mucho más valor que cualquier ventaja de 0.5 puntos entre 5 y 8 puntos, ya que estos márgenes suceden con mucha menos frecuencia.

Ventaja de campo

Tradicionalemnte, la ventaja de campo en la NFL vale 3 puntos. Esto significa que cuando encuentras en tu casa de apuestas un equipo local listado con -3 puntos, la casa de apuestas considera que ambos equipos tienen el mismo nivel y simplemente le están dando al equipo local la ventaja de campo.

Esto en esencia viene a decir que hay una diferencia de 6 puntos entre jugar en casa y fuera. Si un equipo recibe un margen de -3 puntos en casa, significa que en el mismo enfrentamiento fuera de casa recibiría +3.

Una manera muy simple de evaluar si un equipo ofrece valor a la hora de superar esta barrera de puntos es voltear la ventaja de campo. Esto se hace usando la diferencia de 6 puntos al hándicap. Si por ejemplo, Miami juega en casa contra Cleveland y el hándicap de Miami es de -4.5, al voltear la ventaja de campo añadimos 6 puntos al hándicap. Esto nos dice que si Miami jugara como visitante contra Cleveland, su hándicap sería de +1.5.

Al hacer esto puedes tener una perspectiva diferente de un encuentro determinado para decidir si la apuesta ofrece valor.

Apostar por las cenicientas

Es un hecho evidente que en fútbol americano, como en tantos otros deportes, la mayoría apuesta por los favoritos. Esto puede darte oportunidades de valor a la hora de apostar por los posibles perdedores, en especial aquellos que reciben un amplio margen de hándicap.

Si miramos las estadísticas, en las últimas 10 temporadas los equipos que se enfrentaban a los favoritos fuera de casa con un hándicap de +10 o más puntos superaron dicha barrera en un 54% de los casos. Evidentemente, no te vas a hacer rico apostando solo por las cenicientas, pero esta información puede mostrarte lo inclinada que está la balanza por los equipos favoritos. El aficionado medio normalmente no está por la labor de apostar por el candidato a la derrota.

Sucede algo parecido con los equipos que no son favoritos al jugar en casa con un hándicap de +7 o mayor. En las últimas 10 temporadas, el porcentaje de equipos que superaron esta barrera es cercano al 59%. Esta estadística es impresionante, y nos muestra cuánto valor podemos encontrar en los equipos por los que nadie apostaría un céntimo.

Equipos que se recuperan tras grandes derrotas

Otra situación muy a tener en cuenta es la de los equipos que vienen de recibir una derrota contundente. Según las estadísticas de las últimas 10 temporadas, los equipos que acaban de sufrir una derrota por 14 puntos o más tienen un porcentaje de éxito del 54% de superar el hándicap jugando su siguiente partido fuera de casa. Esto es simplemente una reacción del mercado ante su derrota y su rol como visitante.