10 consejos apuestas deportivas para tener éxito 

Fundamentos para apostar con éxito

10 consejos apuestas deportivas para tener éxito





Entiende el concepto de valor

Fundamental. Si no entiendes esto, retírate. Claro que vas a estar seguro de que un favorito con 1.25 va a ganar, pero, ¿las cuotas ofrecidas te ofrecen algún valor?

Muchas veces hemos escuchado a apostadores esporádicos decir “Es imposible que este equipo pierda el partido”. Vale, pueden ser los claros favoritos, pero, ¿es la probabilidad de que ellos ganen mejor que las cuotas que se ofrecen? Apostar en base a esta estructura mental es un poco como decir que pagar una tele de plasma por encima de su precio es un buen valor sólo porque la deseabas con toda tu alma. Eso no funciona.

El valor es un concepto simple, pero la mayor parte de los interesados en las apuestas no lo entiende, y quizá tengamos que darles las gracias, ya que es este dinero fácil e ingenuo el que desvía el mercado proporcionando excepcionales oportunidades a la minoría de apostadores que saben como reconocer el valor.

Cómo convertir cuotas en probabilidades

Matemáticas básicas

Si alguna vez has usado la frase “ Es que yo soy de letras”, quizá deberías pararte a pensar si las apuestas son lo tuyo. Mientras que muchos apostadores llegan al éxito gracias a su instinto o sus “sensaciones”, para tener éxito a largo plazo necesitas un plan viable de inversión y necesitas entender qué representan las cuotas en términos de probabilidad.

En pocas palabras, es un juego de números y necesitas como mínimo llevarte bien con las divisiones y las multiplicaciones. ith division and multiplication as a minimum.

Entiende como fijan las cuotas las casas de apuestas

Esto depende de la popularidad del evento, pero en general, las cuotas de las casas de apuestas serán más bien un reflejo de lo que se espera que el grueso del público piense más que en las probabilidades reales del resultado. Claro que no es tan simple, pero normalmente las casas de apuestas establecerán sus cuotas para atraer apuestas en alguno de los dos lados de las cuotas, así como para equilibrar su pasivo y obtener su comisión.

Esto permite que los apostadores astutos puedan encontrar excepcionales oportunidades de valor donde la opinión general está totalmente en contra. Esto también significa que un valor alto puede encontrarse en eventos en los que se espera mayor interés del habitual por parte del apostador ocasional o esporádico, quien, a decir verdad, no tiene ni idea en términos de estrategias provechosas para las apuestas. Eventos como la SuperBowl, finales de torneos y las principales  carreras de caballos son los principales candidatos para este tipo de oportunidades.

Cómo sacan las cuotas las casas de apuestas

Ser hábil bailando con la más fea

Cuanto más he apostado, más he acabado por elegir el equipo que no gusta a nadie. De hecho, cuanto peor es la pinta de la apuesta sobre el papel, más me gusta. Parece ir contra el instinto, lo sé, pero cuanto menos gusta un equipo, más atractivo me parece en términos de valor. Especialmente equipos que lo han estado haciendo bien durante un tiempo pero que están sumidos en una mala racha de unos cuantos partidos.Mientras el público general huye, su valor sube como como la espuma.

Prohibido deprimirse o celebrar más de la cuenta

No dejes que una reciente mala racha te saque del juego. Sácatelo de la cabeza, sé fiel a tus análisis y confía en darle la vuelta a la tostada. Del mismo modo, no dejes que una racha victoriosa te dé falsas esperanzas y te lleve a un exceso de confianza. Otra vez, sé fiel a tus análisis y sigue con tu plan.

No confíes en la llegada del mirlo blanco

Apuestas dobles, múltiples,combinadas o como quieras llamarlas. Sé consciente de cuándo apostar en ellas y cuando no. Claro que ofrecen  el premio gordo, el bote del siglo, pero a no ser que hayas hecho bien tu trabajo y hayas encontrado auténtico valor, son una manera terrible de apostar.

Míralo así: si hicieras una apuesta múltiple de 4 resultados y obtuvieras el precio total de dinero parejo para las cuotas de 2.00 en cada resultado, las cuotas de una apuesta múltiple serían de 16.00. Ahora pasemos a un ejemplo del mundo real en el que se te ofrece 1.90 por “dinero parejo” con la casa quedándose con un 5%. En este caso las cuotas por la misma apuesta múltiple serían de apenas 13.00. Esto sería restar casi un 19% del precio total de la apuesta.

Pero si has encontrado valor auténtico, las múltiples pueden darte un valor tremendo ya que multiplicas su valor con cada resultado. El dilema es, cómo no, encontrar auténtico valor. Todo el que añade una apuesta a su cupón lo hace pensando que han encontrado valor. Nadie apuesta en cuotas que no le dan valor. Aquí más que nunca es importante encontrar valor auténtico, ya que si no sólo estás disminuyendo tus posibilidades de éxito con cada nueva selección añadida.

Sentido a largo plazo

Sería genial forrarse rápidamente, pero eso no va a pasar. Piensa a largo plazo. Establece tus fondos y aumenta la cantidad apostada en cada partido, y pronto te verás ganando un poco de dinero extra. Y quién sabe, quizá si sigues con tu plan el tiempo suficiente, puedas llegar a vivir de esto.

 

Unos fondos razonables

Si quieres hacer dinero necesitas empezar a apostar con unos fondos capaces de absorber pérdidas. Si vas a apostar en unidades, con una cantidad media apostada de 1 unidad, te recomendaría unos fondos de 50 como mínimo.

De acuerdo, quizá solo puedas permitirte unos fondos de 1000 euros, lo que significa que tu unidad media será 20. Suena a poca cosa, ya sé que quieres ser un pez gordo, pero unos fondos de 1000 euros pueden convertirse más rápido de lo que parece en una cantidad sustancial con un reconocimiento de valor consistente y un plan de inversión inteligente.

Digamos que apuestas 200 veces al año y, que por el bien del argumento, lo haces siempre por cuotas de 1.90. Y digamos también que tienes una efectividad del 54%.  Pues siguiendo la fracción de Kelly como plan de inversión, después de esas 200 apuestas y en función de lo consistente que seas al ganar, cosa que debería prosperar con el paso del tiempo, tus fondos llegarían a estar en torno a  los 1100.00 euros. Sí, ya se lo que estás pensando: ¡Eso solo son 100 euros de beneficio en un año! Vale, pero es que esos es solo apostando 200 veces con un 2.6% de media de rendimiento.

Ahora imagina que haces 400 apuestas al año y aun así eres capaz de llegar a un modesto 5% dse rendimiento. Esos fondos de 1000 euros tras las 400 apuestas llegarán a estar en torno a los 1400 euros; tras 5 años, en torno a los 5000 euros; y tras 10 años, en torno a los 30000 euros con una unidad media de 600.

No está nada mal. Claro está, es duro llegar a ese consistente 5% de rendimiento, y quizá lo más duro quizá sea mantenerse para mantener esos fondos con el paso de los años. Pero el objetivo aquí es mostrar cómo empezando por unos fondos modestos y siguiendo el plan de inversión podemos conseguir grandes beneficios a largo plazo.

Cómo gestionar fondos

No apuestes para “darle interés”

Lo he escuchado muchas veces: “Sí, a veces apuesto solo para hacerlo más divertido”. Vale, eso está genial. Pero no esperes hacerte un triunfador a largo plazo.

Si quieres darle interés, metete en una competición de pronósticos o en el Comunio u otras competiciones donde no uses dinero real.

Ten fe en cualquier tipo de deidad o superstición que se te ocurra.

Efectivamente, a veces lo pasarás mal.